¿Quiénes somos?

La instauración del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) en septiembre de 2006, se funda en el reconocimiento de la fortaleza que, a lo largo de 30 años, fue consolidando el Centro de Estudios sobre la Universidad (CESU) en los temas de su competencia, con el concurso de sus investigadores, técnicos académicos y personal de apoyo.

El IISUE tiene dos grandes responsabilidades: el desarrollo de investigaciones sobre la Universidad y la educación y el resguardo y promoción del Archivo Histórico de la UNAM (AHUNAM). La investigación se funda en aportes multi, inter y transdisciplinarios, como el andamiaje que permite abordar el fenómeno educativo en toda su complejidad.Por su parte, la importancia del AHUNAM radica, en primer lugar, en constituir una fuente insoslayable para sustentar las indagaciones de la tarea central de investigación; en segundo, en que es el espacio privilegiado para el resguardo sistemático de la memoria de la institución que garantiza, de manera corresponsable, fuentes para su estudio.

Además, para el cumplimiento cabal de sus fines académicos, el IISUE cuenta con la Coordinación Editorial y se apoya en los servicios de la Biblioteca especializada y del Departamento de Cómputo.

El IISUE forma parte del Subsistema de Investigación en Humanidades y sus objetivos y finalidades tienen origen en cuatro instrumentos normativos, fundamentales en su historial académico: a) el acuerdo de Creación del CESU (1976), b) el acuerdo que transfirió al personal del Proyecto Académico sobre Estudios Educativos, de la Coordinación de Humanidades al CESU (1985), c) el acuerdo para la protección, uso y conservación del patrimonio histórico de la UNAM (1988) y d) el acuerdo de Modificaciones al Estatuto General de la UNAM, aprobado por el Consejo Universitario, en la sesión extraordinaria del 29 de septiembre de 2006, con base en el cual el CESU cambió su denominación por la de Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación. Este último documento se publicó en la Gaceta UNAM el 9 de octubre de 2006.

La estructura y actividades actuales del Instituto son resultado de un proceso en el que se pueden señalar cuatro etapas. Durante sus primeros años, el CESU se centró en la custodia del AHUNAM y en la elaboración de algunas cronologías y estudios de prospectiva universitaria. Entonces surgieron sus primeras publicaciones, conformadas básicamente por textos de académicos externos al CESU, pero vinculados a la temática de la entidad, responsabilizándose de manera particular de la colección Deslinde.

A partir de 1982 se avanzó en dos direcciones, una relacionada con la investigación y otra con el AHUNAM. En cuanto a la primera se estableció una planta de investigadores que abordaría el estudio pasado y presente de la universidad, y se iniciaron importantes esfuerzos en torno al estudio histórico sobre esta institución. Respecto de la segunda se incrementaron los fondos del AHUNAM, buscando que cada dependencia universitaria le hiciera llegar sus documentos con valor permanente, se fomentaron las donaciones de particulares para enriquecer los archivos incorporados y, de manera simultánea, se fue conformando una planta profesional de técnicos académicos que procedió a la organización de los fondos, a su conservación y a la elaboración de instrumentos de consulta.

En esta etapa, las publicaciones preparadas por el personal consistieron principalmente en instrumentos descriptivos del Archivo, aunque también se publicaron las memorias de algunos encuentros sobre historia de la universidad y sobre temas de la UNAM en el presente. El primer núcleo establecido de investigadores data de entonces. En 1983, el CESU contaba con 11 investigadores.

Una tercera etapa tomó forma a partir de 1985, cuando se consolidó y – en algunos aspectos se amplió- el campo de la investigación. Se efectuaron estudios sobre la universidad con perspectivas históricas y sociológicas y se amplió el espectro de la investigación más allá del estricto estudio de la UNAM y de la universidad en general, con estudios sobre la educación nacional desde el punto de vista de diversas disciplinas. Esto último se incrementó a partir de la incorporación, en 1985, de la planta de investigadores procedentes del Proyecto Académico sobre Estudios Educativos, de la Coordinación de Humanidades, además de la eventual incorporación de nuevos investigadores. En conjunto, el CESU llegó a tener 32 investigadores en 1985, número que creció paulatinamente hasta llegar a 45 en 1996. Asimismo, se ampliaron las labores del AHUNAM al crearse, para una mejor atención de los materiales bajo su custodia, la Sección del Acervo Gráfico, además del desarrollo y ampliación del Laboratorio de Conservación y Restauración. Aunado a todo ello se fortaleció el vínculo entre investigación y docencia, mismo que se ha incrementado notablemente en los últimos años

En febrero de 1997 se abrió una nueva etapa al expedirse el Acuerdo de Reestructuración de la Estructura Administrativa de la UNAM, a raíz del cual se incorporaron al CESU 21 académicos provenientes del Centro de Investigaciones y Servicios Educativos (CISE); así se elevó a 66 el número de investigadores.

Finalmente el Consejo Universitario, en su sesión extraordinaria del 29 de septiembre de 2006, aprobó el cambio de denominación de Centro de Estudios sobre la Universidad a la de Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación. Se contaba para entonces con una plantilla académica de 61 investigadores y 39 técnicos académicos de tiempo completo.

Se puede afirmar que el trabajo académico de investigación del IISUE se encuentra hoy en proceso de consolidación; sus líneas de investigación cubren un importante espacio en el terreno del conocimiento y análisis de la educación, en especial de la universidad y de la educación superior. De igual manera, el AHUNAM profesionaliza su labor y desempeña un papel fundamental en las tareas del resguardo archivístico, tanto dentro de la UNAM como fuera de ella.

Hecho en México, todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica, de otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución.