¿Hay una crisis de violencia en el bachillerato?

Si hacemos caso a las noticias, México está viviendo una de las etapas más violentas en su historia reciente. Como es de suponerse, las escuelas no actúan como “domos blindados” ante este clima nacional. Por el contrario, hay evidencia de que diversas manifestaciones de violencia se cuelan a las aulas. La OCDE reportó en un informe sobre el examen PISA de 2015 que México ocupa el primer lugar en bullying y acoso escolar.

Frente a este contexto, ¿es legítimo hablar de una crisis de violencia en el bachillerato mexicano?

De acuerdo con Leticia Pogliaghi, académica del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM, sí se ha registrado un aumento en la violencia escolar. Sin embargo, también han comenzado a emerger tipos de violencia que antes no eran reconocidos como tales. Entre ellos, señala la investigadora, pueden observarse distintos ejercicios de discriminación.

Los mismos alumnos presentan dificultades para identificar situaciones que han vivido y, marcadamente, que ellos hayan propiciado. En general, señala Pogliaghi, los alumnos conciben a la escuela como un lugar seguro, donde se sienten tranquilos. Pero esto se debe a que toman como punto de referencia sus ambientes familiares y comunitarios, donde las expresiones de violencia pueden ser mucho más fuertes.

Entonces, ¿la solución es cerrar las escuelas al mundo exterior?

Para la doctora Pogliaghi esto no necesariamente funcionaría (suponiendo que fuera factible hacerlo). Incluso, explica, hay veces que abrir la escuela a una relación más estrecha con la localidad donde se encuentra puede propiciar mejoras sustantivas.

Finalmente, las manifestaciones de violencia escolar en el bachillerato son sólo el síntoma de algo más grande. “Si logramos atacar la causa de las expresiones concretas, éstas deberían comenzar a desaparecer”, concluyó la investigadora.

Te invitamos a ver la entrevista completa a continuación:

Deja un comentario en: “¿Hay una crisis de violencia en el bachillerato?

  • 6 junio, 2018 en 9:31 am
    Permalink

    Coincido con la Dra. Leticia Pogliaghi, la violencia escolar y sus distintas manifestaciones, expresiones, son solo un síntoma de algo mayor. En Cuba, llevamos varios años trabajando en una concepción de La Escuela como Centro de Orientación Educativa desde y para la Comunidad, con este proyecto hemos involucrado a las familias, las instituciones ubicadas en la comunidad donde se encuentra la escuela, otras familias, el barrio y la propia escuela como comunidad para atender el fenómeno de la violencia. No podemos decir que el problema está resuelto pero hemos logrado mayor participación de los agentes involucrados y relacionados, seguimos trabajando en ello. Podría ser esa una alternativa viable?, estamos apostando por ello.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *