El CONRICYT, fuente de recursos digitales

Sergio Arreguín Meneses

El mundo de las bibliotecas se mueve en muchos sentidos gracias a la colaboración mutua entre ellas, con el propósito de atender necesidades de información mediante servicios o, para potenciar o hacer eficiente alguno de sus procesos. Dentro del proceso llamado desarrollo de colecciones las bibliotecas han aprendido, desde hace algunos lustros, que organizar, participar y agruparse en bloque es una buena opción para lograr beneficios en la compra de recursos de información frente a los grandes proveedores. A esta forma de negociación se le conoce como compras en consorcio.

El Diccionario de la RAE en una de sus acepciones define al consorcio como: “Agrupación de entidades para negocios importantes”, en este sentido las bibliotecas hacen un primer gran esfuerzo por concensar entre ellas sus necesidades de recursos de información, posteriormente, negocian con los grandes proveedores para intentar reducir los costos y expandir más sus colecciones, y finalmente, integran sus recursos financieros. Estos consorcios se han vuelto más frecuentes en muchas partes del mundo por la llegada de los recursos electrónicos a las bibliotecas.

En México uno de los últimos esfuerzos en esta materia es el Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica, mejor conocido por sus siglas CONRICYT, que tiene como objetivo generalFortalecer las capacidades de las Instituciones de Educación Superior y Centros de Investigación para que el conocimiento científico y tecnológico universal sea del dominio de los estudiantes, académicos, investigadores y otros usuarios, ampliando, consolidando y facilitando el acceso a la información científica en formatos digitales”. El consorcio “beneficia a estudiantes, académicos, investigadores y otros usuarios de diversas instituciones, entre las que se encuentran Universidades y Centros de Investigación Públicos Federales; Universidades Públicas Estatales, y de Apoyo Solidario; Centros Públicos de Investigación; Institutos Tecnológicos; Universidades Tecnológicas y Politécnicas; Instituciones Sectorizadas; Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad e Instituciones Particulares de Educación Superior”.

CONRICYT existe desde 2011, año en que define sus criterios y políticas de operación, y es hasta 2013 cuando inicia su primer contrato y logra poner a disposición 21 recursos digitales en lás áreas científicas y tecnológicas. Sin emabrago, para 2015 ya contaba con 12 182 títulos de revistas académcias, más de 56 mil libros electrónicos, 70 bases de datos referenciales y colecciones de revistas de acceso abierto.

Este esfuerzo ha rendido buenos frutos en muy poco tiempo, debido a que en 2016 sus Estadísticas reportan un aumento constante de consultas y descargas de texto completo. Por ejemplo, en 2013 se realizaron 10 363 147 consultas, en tanto que para el año 2015 esta cifra prácticamente se duplicó. Ahora bien, con respecto a descargas de textos completos, en 2015 se dispusieron de 2 993 848 documentos. Por lo anterior, te invitamos a que consultes el descubridor de CONRICYT para que lo conozcas y lo utilices como otra fuente de información académica; además de que podrás recibir otros servicios como instrucción en el Centro de Capacitación Virtual, noticias, avisos, entre otros.

Deja un comentario en: “El CONRICYT, fuente de recursos digitales

  • 1 febrero, 2017 en 8:51 pm
    Permalink

    Me parece muy interesante, y voy hacer uso de esta herramienta para conocerla. Les agradezco la información. Reciban un cordial saludo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *