digital – Boletín del IISUE http://www.iisue.unam.mx/boletin Artículos y eventos sobre la universidad y la educación. Fri, 10 Nov 2017 20:37:53 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.5 Artículos y eventos sobre la universidad y la educación. digital – Boletín del IISUE Artículos y eventos sobre la universidad y la educación. digital – Boletín del IISUE http://132.248.192.241/~iisue/www/www/boletin/wp-content/plugins/powerpress/rss_default.jpg http://www.iisue.unam.mx/boletin Reflexiones en torno a la edición digital http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5992 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5992#respond Thu, 31 Aug 2017 22:53:35 +0000 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5992 Jonathan Girón Palau

El Coloquio Internacional de Lectura y Edición Universitaria[1], realizado en el marco de la Feria Internacional del Libro Universitario organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México, surge como un espacio para la reflexión de dos actividades fundamentales para el quehacer universitario: la edición y la lectura. El Coloquio mantuvo como eje de preocupación lo digital: desde los nuevos formatos de edición universitaria que van más allá del PDF o ePub, hasta la responsabilidad del editor –la comunicación y difusión de la cultura– y el reconocimiento de que su razón de ser reside en el lector.

Es evidente que el debate sobre el futuro del libro digital por encima del impreso quedó atrás, si bien otras controversias en torno a estos dos modelos (como el flujo editorial y la complementariedad entre los formatos) sigue presente y en aumento. No obstante, es un hecho que lo digital, más allá del libro como versión en cero y unos de su contraparte impresa, está aquí; se nos presenta como editores y como lectores. La hemos construido. Como editores y curadores de contenido nos enfrentamos todos los días a temas de visibilidad y conservación, como usuarios su ubicuidad nos atrapa. Sus posibles futuros nos abruman y entusiasman por igual.

jonathan

Vista de la Feria del Libro Universitario (FILUNI) 2017.

La cantidad de datos, sus posibilidades de conocimiento y de control, así como los escenarios que permiten construir son una realidad que necesitamos abordar. La comunicación digital plantea un mar de posibilidades, pero sólo si como universitarios entendemos y enfrentamos sus implicaciones éticas. Si asumimos el compromiso que los nuevos formatos nos entregan, las posibilidades para cumplir con nuestra tarea de generar y difundir el conocimiento se incrementan. Sin embargo, es fundamental adoptar una actitud crítica. La lectura, cualquiera que ésta sea, requiere una apropiación del texto para transformarlo en un instrumento de visión crítica. Sobre todo, la reflexión en torno a la investigación y los contenidos se hace imperativa en un mundo en que la educación se ve amenazada por una visión técnica al servicio de las necesidades mercantiles. La lectura sigue teniendo implicaciones estéticas y sociales. Y el editor debe atenderlas.

Es de celebrar que un tema central en el Coloquio fue la función de la universidad; la certeza de que la divulgación de la ciencia, las humanidades y las artes no puede estar al servicio del sistema curricular que exige artículos como moneda de cambio. ¿Para quién publicamos? Si bien como editores académicos asumimos a los investigadores como nuestros lectores, nuestra responsabilidad nos exige pensar en un público más amplio. Avanzar en la investigación es necesario, pero también lo es atraer y educar a nuevas generaciones.

jonathan3

Panelistas durante el Coloquio de Lectura y Edición Universitaria (FILUNI 2017).

No obstante, el sistema tradicional de edición universitaria no permite actuar con rapidez para responder a nuestra responsabilidad social. Se hace evidente la necesidad de encontrar nuevas formas de cubrir las necesidades de nuestro público. Y el ecosistema digital lo permite. Nos facilita publicar conversatorios, entrevistas y ensayos de manera rápida. No por seguir la inercia de la inmediatez que las redes sociales imponen, sino porque es necesario reflejar los mapas del mundo que la ciencia y las humanidades pintan para entender mejor nuestro contexto. Si los científicos hacen ciencia, los editores tenemos la tarea de narrar esas cosmovisiones. Esto es posible, pero es necesario que aceptemos los distintos tipos de lectura y formatos. Parafraseando a René Muñoz, los editores académicos debemos trascender la idea de publicar libros para pensar en publicar contenidos. Lo importante en la edición universitaria son las ideas, no las obras.

El libro impreso, como vehículo de conocimiento, tampoco escapa al mundo digital. La construcción de saberes en el siglo XXI es multimodal y se puede enriquecer mediante la interacción. La “otra pantalla”, como denomina José Antonio Millán a la realidad digital que acompaña a la análoga, presenta oportunidades hipertextuales que hacen posible conversar con otros puntos de vista, dándonos nuevos enfoques y una visión crítica. Ante esta nueva realidad se nos propone, como editores académicos, ser guía de autores y lectores en el mundo digital.

Desde la edición de revistas académicas el camino andado es mayor. El acceso abierto ha permitido la visibilidad de las investigaciones, pero ahora es fundamental dar el paso hacia la liberación del conocimiento. El énfasis se pone ahora en los datos abiertos; es decir, investigaciones abiertas que permitan al público utilizar los datos, reutilizarlos, reinterpretarlos y compartirlos en el entendido de que el conocimiento generado en las universidades debe atender las necesidades de la sociedad. Sin embargo, es evidente que ante del cambio de paradigma editorial, se requiere un cambio en la forma de hacer investigación. Sobre todo, es importante entender la labor de comunicación universitaria como una tarea colaborativa; de otra forma, no podremos hacer frente a las oportunidades y problemas del presente.

Así, el panorama se plantea diverso, desde crowdsourcing de parte de los bibliotecarios para la financiación de nuevos proyectos editoriales hasta la creación de nuevas narrativas digitales. Esto significa pasar de la literatura digitalizada a una literatura digital, cuyas oportunidades textuales y multimedia pueden enriquecer la creatividad, el conocimiento y las ideas.

Editar en la universidad del siglo XXI implica un trabajo serio de los distintos actores académicos: investigadores, editores, bibliotecarios, ingenieros en sistemas y administrativos. Implica, también, cuestionarnos sobre la inercia que la tradición nos ha heredado, al tiempo que reflexionamos sobre las implicaciones éticas, sociales y políticas de nuestro quehacer cotidiano. La tarea no es fácil, pero es momento de enfrentar el reto que se nos impone.

[1] Las ideas centrales de este texto fueron expuestas por los generosos panelistas, yo simplemente retomo, mezclo y, probablemente, las malinterpreto. En especial, me gustaría destacar las palabras expuestas por Alejandro Piscitelli, Juan Felipe Córdoba Restrepo, Ana Cuevas Badallo, José Gordon, René Muñoz, Juan Pablo Alperin, Bianca Amaro, Elena Giménez, Mónica Nepote y José Antonio Millán, de quienes he intentado extraer las ideas centrales.
]]>
http://www.iisue.unam.mx/boletin/?feed=rss2&p=5992 0
Herramientas digitales para investigadores http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5689 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5689#respond Fri, 09 Jun 2017 21:40:57 +0000 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5689 Aunque el objeto sigue siendo el mismo (la aportación de conocimiento a un campo específico), las herramientas que usan los investigadores para conseguirlo se han modificado radicalmente a raíz de la revolución digital del siglo veintiuno.

Gracias a las nuevas propuestas tecnológicas, los académicos pueden ahorrar tiempo y expandir su capacidad de análisis de los datos. Por eso, el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE y el Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB) de la UNAM te invitan a la charla Herramientas digitales para investigadores: gestores de referencias a cargo de Sergio Arreguín Meneses.

El evento se llevará a cabo el 21 de junio  a las 10:00 horas en la Hemeroteca Nacional de la UNAM, cuarto piso, sala de videoconferencias.

IMG_8360

]]>
http://www.iisue.unam.mx/boletin/?feed=rss2&p=5689 0
El CONRICYT, fuente de recursos digitales http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4650 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4650#comments Sat, 10 Dec 2016 15:00:28 +0000 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4650 Sergio Arreguín Meneses

El mundo de las bibliotecas se mueve en muchos sentidos gracias a la colaboración mutua entre ellas, con el propósito de atender necesidades de información mediante servicios o, para potenciar o hacer eficiente alguno de sus procesos. Dentro del proceso llamado desarrollo de colecciones las bibliotecas han aprendido, desde hace algunos lustros, que organizar, participar y agruparse en bloque es una buena opción para lograr beneficios en la compra de recursos de información frente a los grandes proveedores. A esta forma de negociación se le conoce como compras en consorcio.

El Diccionario de la RAE en una de sus acepciones define al consorcio como: “Agrupación de entidades para negocios importantes”, en este sentido las bibliotecas hacen un primer gran esfuerzo por concensar entre ellas sus necesidades de recursos de información, posteriormente, negocian con los grandes proveedores para intentar reducir los costos y expandir más sus colecciones, y finalmente, integran sus recursos financieros. Estos consorcios se han vuelto más frecuentes en muchas partes del mundo por la llegada de los recursos electrónicos a las bibliotecas.

En México uno de los últimos esfuerzos en esta materia es el Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica, mejor conocido por sus siglas CONRICYT, que tiene como objetivo generalFortalecer las capacidades de las Instituciones de Educación Superior y Centros de Investigación para que el conocimiento científico y tecnológico universal sea del dominio de los estudiantes, académicos, investigadores y otros usuarios, ampliando, consolidando y facilitando el acceso a la información científica en formatos digitales”. El consorcio “beneficia a estudiantes, académicos, investigadores y otros usuarios de diversas instituciones, entre las que se encuentran Universidades y Centros de Investigación Públicos Federales; Universidades Públicas Estatales, y de Apoyo Solidario; Centros Públicos de Investigación; Institutos Tecnológicos; Universidades Tecnológicas y Politécnicas; Instituciones Sectorizadas; Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad e Instituciones Particulares de Educación Superior”.

CONRICYT existe desde 2011, año en que define sus criterios y políticas de operación, y es hasta 2013 cuando inicia su primer contrato y logra poner a disposición 21 recursos digitales en lás áreas científicas y tecnológicas. Sin emabrago, para 2015 ya contaba con 12 182 títulos de revistas académcias, más de 56 mil libros electrónicos, 70 bases de datos referenciales y colecciones de revistas de acceso abierto.

Este esfuerzo ha rendido buenos frutos en muy poco tiempo, debido a que en 2016 sus Estadísticas reportan un aumento constante de consultas y descargas de texto completo. Por ejemplo, en 2013 se realizaron 10 363 147 consultas, en tanto que para el año 2015 esta cifra prácticamente se duplicó. Ahora bien, con respecto a descargas de textos completos, en 2015 se dispusieron de 2 993 848 documentos. Por lo anterior, te invitamos a que consultes el descubridor de CONRICYT para que lo conozcas y lo utilices como otra fuente de información académica; además de que podrás recibir otros servicios como instrucción en el Centro de Capacitación Virtual, noticias, avisos, entre otros.

]]>
http://www.iisue.unam.mx/boletin/?feed=rss2&p=4650 1
Los retos de la organización de Archivos Históricos en la era digital http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=1096 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=1096#respond Wed, 10 Jun 2015 00:21:10 +0000 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=1096 Los retos de la organización de Archivos Históricos en la era digital

Charla que impartirá la Dra. Linda Arnold (Profesora Emérita, Department of History Virginia Tech)

Miércoles 17 de junio de 2015, 12:00 horas, Salas A y B primer piso del IISUE, Centro Cultural Universitario, CU. Entrada libre. Informes: difusion.ahunam@gmail.com

RetosOrganizacionArchivosweb

]]>
http://www.iisue.unam.mx/boletin/?feed=rss2&p=1096 0