Carta – Boletín del IISUE http://www.iisue.unam.mx/boletin Artículos y eventos sobre la universidad y la educación. Fri, 10 Nov 2017 20:37:53 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.5 Artículos y eventos sobre la universidad y la educación. Carta – Boletín del IISUE Artículos y eventos sobre la universidad y la educación. Carta – Boletín del IISUE http://132.248.192.241/~iisue/www/www/boletin/wp-content/plugins/powerpress/rss_default.jpg http://www.iisue.unam.mx/boletin Carta de Ezequiel A. Chávez (1880) http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5511 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5511#respond Thu, 04 May 2017 16:34:35 +0000 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=5511 Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México en dos ocasiones, Ezequiel A. Chávez (1868-1946) fue un prominente abogado e intelectual mexicano que recibió múltiples distinciones, entre las que destacan los nombramientos como doctor honoris causa por la UNAM, Caballero de la Legión de Honor por la República Francesa y la Medalla de Oro por la Universidad de Viena, entre otros.

Esta carta, resguardada en el Archivo Histórico de la UNAM (AHUNAM), ofrece un raro vistazo a su vida personal. En la misiva, el también exdirector de la Escuela Nacional Preparatoria felicita a su madre con motivo del día de su santo:


(Manustrito, firmado, media carta)

Diciembre 12 de 1880.


Mamacita:

Yo creo que siempre que el amor y el respecto guían los pensamientos, las palabras y las obras respecto de Dios y de nuestros padres, se consigue un inmenso bienestar; creo también que la vida de una madre tan buena como tú, es un tesoro de felicidad para un hijo que desea acaudalar en abundancia pensamientos, palabras y obras de bondad para ser grato ante la providencia y ante los autores de sus días. Une, pues, hoy día de tu Santo, a mis súplicas las tuyas, para que el Altísimo nunca separe tus días de los de tu hijo que te ofrece su corazón.

Ezequiel Chávez.

Ezequiel_carta_1

Ezequiel_carta_2

Foto: IISUE/AHUNAM/ Fondo Incorporado Ezequiel A. Chávez/Sección: Asuntos Personales/Serie: Correspondencia familiar/Caja: 117/Expediente: 39/Documento:5/Fojas: 2/ folio:9-10

]]>
http://www.iisue.unam.mx/boletin/?feed=rss2&p=5511 0
Carta de Francisco Villa al general Murguía http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4531 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4531#comments Mon, 05 Dec 2016 17:16:05 +0000 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4531 Carta manuscrita, dirigida al General Francisco Murguía con rupturas en los bordes de las hojas; contiene un sobre que es enviado al señor José Guerrero y a/c de la Oficialía mayor de la Secretaría de Guerra y Marina. El sobre está con dobleces y rupturas en los bordes, y contiene el membrete: “Poder Ejecutivo Federal, México, 1ª Jefatura de Operaciones Militares, Cuartel General”, con firma del general Francisco Villa.

Transcripción

Tepozan, D[uran]go, agosto 10 de 1917
S[eño]r. G[ene]ral Francisco Munguía.
Chihuahua ó
donde se encuentre.

Señor General:–

Le dirijo la presente , seguro de que
no creerá U[ste]d que pretendo humillar-
me ante U[ste]d; porque con la frente
altiva y la cabeza erguida, tiene
que mantenerse siempre, aquel,
quien como yo, reclama justicia
para su pueblo. Mi objeto es repe-
tirle lo que U[ste]d y todo el mun-
do saben: que las glorias “á que
U[ste]d se ha hecho acreedor” se las de-
be, más que á todo, á su buena
suerte, pués desgraciadamente todos
mis trabajos y todos mis sufrimientos
U[ste]d[e]s los supieron aprovechar en
los tiempos más fatales y sin acor-
darse de ello, ni saben concienzuda-
mente quien soy yo, solo pien-
san constantemente en “matarme.”

Ignoro cuál vaya á sr el desti-
no de mi patria, pero cualquiera
que séa la suerte que corra, la
Historia, en su fallo imparcial y
justiciero tiene que dar á ca-
da quien lo que se merece.
Consulten U[ste]d[e]s sinceramente la

[foja 2]

voz de su conciencia y pregúntenle
qué contiene la importación en
abundancia a nuestra patria, de
dinero americano; pregúntenle si esos
candales que están dando a Carran
za será porque los gringos nos
quieren.

Yo continuaré sufriendo y quizá
mañana me matarán; cumpliéndose
los deseos de U[ste]d[e]s, pero moriré
en la conciencia del deber cum
plido, satisfecho de que jamás
habrá quien me titule traidor.

Fíjese U[ste]d, amigo mío, en que su
patria, que es la mía, nunca será
rica, ni grande, ni libre, mientras no
cortemos toda clase de comunicaciones
y transacciones con los yanques, que
son los verdaderos enemigos de nues-
tro país, aunque U[ste]d[e]s, cegados
por los odios personales no lo
comprendan así. No soy polí
tico y en estas palabras sólo
encuentra U[ste]d el sentir de mi
corazón, lo que me aconsehan mi
propio pensamiento y dig
nidad de mexicano. Soy el

[Foja 3]

Hombre que no está envanecido
por el orgullo ni las ambiciones,
pero si conceptivo que U[ste]d[e]s y sus
ejércitos son insuficientes para
capturarme, porque estoy creado
en los desiertos y acostumbrado á
enfrentarme con las alternativas de
la vida. Si en algún combate
llegan U[ste]d[e]s á matarme, cuando
las pasiones personales se hayan
calmado ó desaparecido y juzguen
U[ste]d[e]s con un criterio sano y recto, se
habrán convencido de que han
privado á la República de
uno de sus principales elemen-
tos para la defensa é integri-
dad de su territorio.

¿Porqué no he salido yo de
mi patria, caballero? Porque la
amo y amo á mi paza y mis
esperanzas son las de probarlo
con hechos. Poseo grandes canti-
dades de plataque en diver-
sas batallas he capturado á
U[ste]d[e]s mismos y me sobraría con
quien hacer transacciones
para vivir tranquila y cómo-
damente, donde yo lo desease,
pero soy mexicano, pido justi-
cia y ante nada ni ante nadie

[Foja 4]

dejaré de insistir hasta conse-
quirla.

No soy hombre valiente, pero
tengo vergüenza para medir mis
armas, en cualquier terreno, con
mis enemigos y creo que U[ste]d[e]s han teni-
do ya oportunidad de presenciarlo
así, en varias ocasiones.
Si yo fuese traidor, maldeciría
la hora en que nací, pero en mi
conciencia esta que no lo soy.

Ni U[ste]d ni ningún carrancista
se encuentra en posibilidades de
juzgar los sentimientos que
abriga mi corazón, porque los
ignoran y su afán es sólo el ma-
tarme sin reflexionar ni volver sus
ojos al fututo, pensando en que
podría yo servirle a mi patria
si no como General, aunque fuesé
como soldado.

Vuelvo á repetirle, que U[ste]d[e]s están
gastando los tesoros yanqyes, y aún
no consultan con honradez la voz
de su conciencia, como mexicanos
dignos.

No digo á U[ste]d más, porque
estoy convencido de que solo
se preocupan por su medio
personal sin acordarse de su
patria, triste y afligida

El General

Francisco Villa [Firma y rúbrica]

Carta de Villa

Foto: IISUE/AHUNAM/Fondo Incorporado Francisco L. Urquizo/Sección Trayectoria militar/Serie Correspondencia oficial/Caja 2/Exp. 5/Foja 20-23

Notas paleográficas: Se respetaron las líneas y fojas originales, la ortografía, se desligaron las abreviaturas indicándolas con cursivas y completándolas entre corchetes y se encuentran entre corchetes todas las anotaciones de transcripción.

]]>
http://www.iisue.unam.mx/boletin/?feed=rss2&p=4531 2
Pieza del mes: carta de Porfirio Díaz a Justo Sierra http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4110 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4110#comments Thu, 01 Sep 2016 18:49:25 +0000 http://www.iisue.unam.mx/boletin/?p=4110 Porfirio Díaz escribió esta carta a Justo Sierra en respuesta a su invitación de renunciar a la presidencia en 1899. El entonces presidente justifica su decisión de permanecer en el cargo:


México Noviembre 6/99
   Señor Licenciado
Don Justo Sierra

Estimado amigo:

Agradezco a usted muy sinceramente la benévola
explicación que se sirvió hacerme de porqué falta su firma en algu-
nos de los documentos publicados en estos días por los Círculos Electorales;
explicación innecesaria para mí, que conozco su opinión porque la
había visto expresada en el Manifiesto de la Convención a que se
refiere. Esa opinión es igual a la mía, que manifesté de hecho en
el año de 1880, no solo rehusando la reelección, sino incitando que
mi periodo fuera seis meses más corto para evitar [la] frecuencia de
elecciones. Y si en lo sucesivo no he podido proceder según mi credo
político ha sido por dificultades distintas en cada caso, que si
usted conociera detalladamente y sintiera sobre sí como yo sien-
to la responsabilidad de los hechos, es casi seguro que al resolver
cada uno de los casos a que aludo, sus resoluciones no habrían
diferido mucho de las mías; y así lo deja usted entender cuan-
do dice “me temo mucho que por ignorancia del verdadero
estado de la cuestión; tal vez si la conociera bien, pensaría
de otra suerte”.

Espero que cuando usted tenga ese pleno co-
#
nocimiento ya sea, por más hechos subsecuentes ó por alguna
explicación personal que haría con mucho gusto en su
oportunidad, hará justicia a su servidor y amigo afectuosísimo.

Porfirio Díaz [firma y rúbrica]


Carta Porfirio Diaz a Justo

Foto: IISUE/AHUNAM/Colección Incorporada Justo Sierra Méndez/Caja 2/Libro 3/Doc. 34/Foja 155

Notas paleográficas: re respetó la distribución de los renglones, se desataron las abreviaturas [Ud. Afmo] se modernizó la acentuación cuando fue necesario así como las mayúsculas y la puntuación.

]]>
http://www.iisue.unam.mx/boletin/?feed=rss2&p=4110 3